a
HomeVivir mejorEl plato perfecto

El plato perfecto

La inclusión de cuatro grupos  de alimentos es fundamental para una correcta nutrición. A continuación te contamos qué debe comer tu hijo todos los días.

La pirámide nutricional parece haber quedado atrás. Hoy, cada vez son más los especialistas que a la hora de aconsejar qué comer dividen el plato en cuatro colores, en donde la variedad de los alimentos otorga los nutrientes y las vitaminas que el organismo necesita.

Un plato debe tener los siguientes colores:

Color verde: Verduras. Cuanta más variedad, mejor. Ya sean crudas o cocidas.

Ingeniátelas para incorporarlas de manera divertida en el plato de los chicos. A las ensaladas agregales algún aderezo rico o salteá los vegetales con queso crema. Son todos trucos para hacer más amigable este grupo. Importante: las papas, por ejemplo, no cuentan, por su impacto negativo en el azúcar en sangre.

Color rosa: Frutas. Todas las comidas deben incorporar una porción de fruta (aunque sea media manzana, media banana o la que más les guste).

Color azul: Proteínas sanas. Pescado, pollo, legumbres o frutos secos. Conviene limitar la carne roja y evitar la procesada.

Color amarillo: Cereales integrales. Pan, pasta o arroz (si es integral, ¡mejor!).

Siempre asegurate de que, antes de levantarse de la mesa, tu hijo haya comida algo de todos los colores.

Comentarios

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.