a
HomeVivir mejorFiestas infantiles: cómo evitar el exceso de azúcar

Fiestas infantiles: cómo evitar el exceso de azúcar

 

 

 

 

Golosinas, gaseosas, torta, papas fritas y muchos snacks: todo sin ningún orden ni control. Las fiestas infantiles resultan ser una sobrecarga de sal, azúcar y grasas para los chicos. Y, tomando en cuenta que en el año pueden llegar a haber alrededor de unos 30 entre compañeros de colegio y familiares, estamos frente a una situación bastante compleja a la hora de querer manejar la alimentación de nuestros hijos. Hay que tener en cuenta que en un solo cumpleaños se pueden ingerir las calorías habituales de un almuerzo y una cena ¡juntos!

Los padres tienen que saber que existen alternativas más saludables para los festejos infantiles y no por eso menos divertidas. No se trata de servir solamente zanahorias y agua mineral, sino de mezclar alimentos no tan convenientes con otras opciones que los chicos puedan disfrutar sin irse recargados de calorías y excitación, producto de la comida chatarra y el azúcar.

Si bien muchos estudios demostraron que no hay una relación directa entre los episodios de hiperactividad y el consumo de azúcar, sí se probó que algunos niños son más susceptibles que otros. Por lo tanto, estos excesos pueden alterar su comportamiento, haciéndolos más agresivos, con menor poder de concentración y mayor dificultad para dormir.

Pero aún cuando no nos preocupe demasiado la hiperactividad, tampoco querremos fomentar el consumo en exceso y favorecer la idea de usar los dulces como premios. Ambos factores pueden influir negativamente en los hábitos alimenticios de los más pequeños.

Por lo tanto, no está de más pensar en algunas alternativas para ofrecerles a los niños. Tomando en cuenta que a ellos les atraen los colores, las formas y los tamaños, todo vale a la hora de lograr que los chicos coman más saludable. Entonces, lo mejor es buscar alimentos que les resulten atractivos por su aspecto y los atrapen por su rico sabor.

Algunas ideas para ofrecer en las fiestas:

  • Helados: preferiblemente de frutas. Además, podemos hacerlos en casa con frutas naturales o bien comprados, pero lo importante es que no sean puro colorante y azúcar. En el mercado hay opciones saludables y/o frutas naturales.
  • Bebidas: La gran mayoría de los chicos ya están habituados a las gaseosas light así que seria ideal prescindir de las gaseosas comunes y en su defecto tener agua siempre a disposición de los chicos.
  • Mini brochets de frutas: son un clásico que nunca falla. Un pedazo de banana, uno de manzana y una frutilla bastan para tentarlos. Eso sí: hay que tener cuidado con los palitos de brochet que tienen punta. Después de comerse las frutas, muchos chicos podrían querer usarlos como espadas y alguno podría terminar lastimado.
  • Licuados de frutas y /o leche: esta opción puede ser utilizada como parte de algunas de las atracciones del cumpleaños: puede ser proponerles a los chicos que, con asistencia de un adulto, preparen sus propios licuados combinando frutas e ingredientes disponibles.
  • Bebidas a base de frutas: siempre serán más saludables que las gaseosas y hoy pueden preparase limonadas, naranjadas y pomeladas apenas endulzadas en unas grandes botellas de vidrio con dispenser para que los chicos se sirvan a gusto.
  • Trufas de avena y algarroba: la avena es un cereal muy noble y la algarroba un muy buen sustituto del chocolate.
  • Gelatinas: si se utiliza su versión light, será un postre de bajas calorías y azúcares, además de hidratante, al que también se le puede agregar frutas como banana o manzana. Puede prepararse en porciones individuales en vasitos descartables con adornos que las hagan atractivas.
  • Pochoclo: son una excelente opción de snack dulce o salado saludable si no se le agrega aceite o manteca en la preparación y se le pone cantidades moderadas de azúcar o sal. Incluso pueden alquilarse o comprarse máquinas que lo preparan en el momento, lo que los hará más ricos y atractivos.
  • La torta: lo mejor es que no esté muy cargada ni que sea gigante. Asegurarse de que los niños no coman más de una porción.

En las fiestas también suele llenarse una piñata con dulces de todo tipo y color. Tal vez allí puedan incluirse objetos de otro tipo en lugar de golosinas, como por ejemplo, los pequeños juguetes que los chicos adoran. Además, evitamos que sigan consumiendo golosinas una vez que volvieron a casa.

Y finalmente se acostumbra darle un souvenir o bolsita a cada invitado cuando se retira. El contenido de regalo suele variar, pero hay algo que nunca falta: chocolates, caramelos y chupetines. No les vamos a negar a los chicos el gusto de comer una golosina cada tanto: evitemos el exceso y seamos criteriosos en qué y cuánto ponemos en las bolsitas. Los caramelos y los chupetines son azúcar pura y además dañan los dientes. Lo ideal es prescindir de alimentos dulces o snacks a la hora de elegir un souvenir.

Comentarios

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.