a
HomeVivir mejorObesidad infantil: ¿la solución está en tratar a los padres? 

Obesidad infantil: ¿la solución está en tratar a los padres? 

 

 

 

 

El tratamiento de pérdida de peso orientado a la familia se considera superefectivo. ¿Por qué? Se incluye información y educación sobre nutrición y actividad física y también técnicas de las terapias cognitivo conductuales. Sin embargo, puede ser un dolor de cabeza para las familias con muchas ocupaciones u horarios complicados, ya que requiere que coincidan ambos padres y el chico en varias instancias del tratamiento.

Dada esta y otras barreras encontradas en el enfoque tradicional, se desarrolló una nueva corriente de tratamiento enfocado en los padres, sin el niño, y hasta el momento demuestra que puede ser igualmente eficaz, además de más fácil de implementar. La investigación comprobó que los chicos, tanto en los tratamientos conjuntos como en los que van sólo sus padres, experimentaron descensos similares durante el estudio comparativo que se mantuvo por 18 meses.

Una cuestión de medio ambiente

Todo lo que entra en casa es decisión de los padres. Son los adultos los que determinan los horarios, calidad y variedad de los alimentos. Aparte de la escuela, el niño realiza casi todas sus actividades en casa bajo su tutela. Y somos los grandes los que mediamos entre la oferta de sedentarismo secundario al uso excesivo de artefactos digitales y los alimentos que se suelen acopiar en los estantes de toda cocina (galletitas dulces y snacks), que son las reservas más observadas en casas de familia (“por si viene un amiguito…”).

En el proceso de ayudar a tu hijo a perder peso, no olvides que sos un pilar importante para modelar y reforzar la incorporación y mantenimiento de hábitos saludables a la hora de comer y de ejercitarse. Y como los padres somos el ejemplo y modelo a imitar, va a depender de nuestras acciones moldear las de ellos, eso ha demostrado ser muy relevante, para que los chicos también los tomen como propios. Entonces si los padres asisten a un especialista que los ayude a incorporar hábitos saludables, toda la  familia podrá cambiar su estilo de vida. De este modo, se logran mejoras no sólo en el plano alimentario, también en crianza y calidad de vida para todos.

Comentarios