a
HomeVivir mejorUna Rosca con historia

Una Rosca con historia

Llegaron los Reyes y VEA te enseña a prepararla y a que sepas por qué tiene la forma de anillo. Conocé los detalles de la Rosca de Reyes y aprovechá para deleitarte con esta receta.

 

Ingredientes

Para el fermento:

Levadura fresca 50 g

Azúcar 1 cda.

Leche tibia 1 tz.

Para la masa:

Harina 1 Kg

Leche tibia 1 tz.

Huevo 6 un.

Azúcar 300 g

Ralladura de limón 2 un.

Manteca blanda 300 g

Sal 1 pizca

Esencia de vainilla c/n

Para la crema pastelera:

Leche hervida 1 l

Huevo 2 un.

Yema 2 un.

Fécula de maíz 2 cdas.

Harina 2 cdas. (copetonas)

Azúcar 200 g

Esencia de vainilla c/n

 

Preparación

Comenzar armando la masa: colocar la harina en un bol y agregar la sal y la esencia de vainilla. Hacer un hueco en el centro e ir incorporando los huevos. Agregar la leche tibia y la ralladura de limón. Añadir el azúcar, el fermento (mezclando los ingredientes detallados) y amasar con la mano.

Colocar todo sobre la mesa e ir incorporando la manteca blanda mientras se continúa amasando. Amasar hasta que la masa quede lisa y suave (debe quedar un poco pegajosa).

Dejar leudar durante dos horas en un bol tapado con un film (se recomienda colocar en un lugar templado). Desgasificar la masa y hacer una agujero en el medio para que quede con la forma de anillo.

Colocar en el molde y dejar leudar.

Mientras, preparar la crema pastelera: en un bol colocar las yemas, los huevos, la fécula de maíz, la harina y el azúcar. Revolver con el batidor de mano. Incorporar la leche caliente. Revolver. Poner al fuego y seguir revolviendo.

Cubrir la rosca con la crema pastelera.

Cocinar en el horno a temperatura moderada durante media hora aproximadamente.

 

Una rosca con historia:

La forma circular de la Rosca de Reyes representa para los cristianos el círculo infinito del amor a Dios, que no tiene principio ni fin. Las frutas secas que adornan la rosca simbolizan las coronas de los Reyes, mientras el muñequito escondido en la rosca (una tradición que algunos aún mantienen) refleja los tiempos en los que la Sagrada Familia tuvo que huir a Egipto y ocultar al Mesías para protegerlo del cruel Herodes.

Comentarios