a
HomeSin categoríaAl cole con verduras

Al cole con verduras

Cuando los chicos comen en casa intentamos que coman variado y, sobre todo, nos interesa que incorporen las verduras, ¡qué tanto les cuesta comer! Pero cuando tenemos que armar las viandas, ¿les preparamos tuppers con verduras? Por miedo a que no lo coman o a que se pongan feas no siempre lo hacemos. Acá te damos algunas ideas que pueden ayudarte.

  1. Brochette capresse.

El tomate es uno de los aliados de los niños, y ¡si es cherry mucho mejor! El problema del tomate es que si lo cortamos con mucha anticipación, pierde mucho jugo, corremos el riesgo de que se abra el tupper y haga un desastre en la vianda y, además, para el momento de comerlo no suele estar rico. Por eso, una alternativa para comer tomate en el cole es enviarles a los chicos tomates cherry.  Si bien suelen ser más caros que los otros, no es necesario que compres un kilo, con 100 gramos es suficiente para poder hacer una brochette caprese. En un palito intercalás un tomate con un queso y ¡listo! La albahaca es opcional, si sabes que a tu hijo no le gusta, no se la agregues. Que coma solo tomate y queso para acompañar un rico plato de carne.

  1. Buñuelitos de verdura

Una manera de que coman acelga con la mano. Para que te salgan 10 buñuelitos, en un bol, mezclá 2 huevos con un chorrito de leche y 4 cucharadas de harina leudante. Agregá más o menos leche o harina según sea necesario. Debe quedar una masa corrediza. Después, agregale mozzarella y queso rallado e integrá bien junto con un atado de acelga picada en crudo. Finalmente, para no hacerlos fritos, podés prepararlos en una sartén con aceite vegetal. Secalos bien y colocalos en un tupper. Para que los coman con más entusiasmo, podés enviarles un sobrecito de mayonesa reducida en calorías.

  1. Budincitos de choclo y calabaza

Ingredientes (para 8): 1 lata de choclo desgranado, 3 tazas de calabaza cruda rallada, 3 cucharadas de queso rallado, 3 huevos batidos, sal. Y para hacerlo mezclá el choclo con la calabaza y el queso. Condimentá y agregá los huevos batidos. Colocá la mezcla en budineritas aceitadas o en una budinera mediana. Cociná en el horno a baño María hasta que se hayan solidificado. También podés prepararlos en un molde de muffins y es más fácil para llevar.

 

Comentarios